lunes, 31 de diciembre de 2012

Machismo en reuniones

video


Dime, guapa

"Dime, guapa". Así empieza el vídeo que me apetece compartir con vosotros en el último post del año y que evidentemente, va más allá del machismo...

Nunca he vivido una situación parecida, ni en entrevistas de trabajo, ni en reuniones (algunas malas lenguas dirán que la razón es evidente, pero no soy susceptible). Sin embargo, no son pocos los ejemplos que otras mujeres han compartido conmigo y que sin llegar a este extremo, van en la misma línea.

Sin tener obsesión por lo políticamente correcto, que me parece artificial y poco creíble, creo que hay coletillas o comentarios en reuniones que sobran.

Por suerte, en pocas reuniones quedan ya residuos de machismo puro y duro (oigo de lejos alguna voz que replica : ¡ya!). En general, éste se ha ido edulcorando y tuneando con el tiempo, pero no por ello deja de ser molesto.

¿Os imagináis dar la palabra a un hombre con un "dime, guapo"?. ¿O presentar a un "apuesto" nuevo directivo con frases del estilo "os presento a Rodolfo, el nuevo director de marketing, tan inteligente como guapo"... y que éste se sintiera obligado a sonreír halagado?

Pues eso, que quedan pocos pero sobran. 

Aprovecho para desearos un 2013 libre de malas reuniones

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Igual es mejor idea no tener ideas



La historia de Juanito-Sherpa

“Buena idea, Juanito”. Te encargas tú.

¿Cuántas veces el pobre que más ideas tiene, sale en plan “sherpa” de la reunión? : Él “cargado”, mientras otros salen escudriñándose la manicura.

Conclusión rápida, sencilla, pero peligrosa de Juanito :
  • “si cuando tengo una idea y la planteo en una reunión, salgo con más trabajo del que tenía, igual es mejor idea no tener ideas…

Si en tus reuniones observas, que cada vez los participantes hacen menos propuestas, plantéate si no has caído en el reflejo (o mas bien el reflujo!) de cargar siempre con la totalidad del trabajo que conllevan, al pobre ingenuo que las planteó.

Si la idea es buena, conviene desglosarla en múltiples tareas a REPARTIR entre el equipo.

Lo de “vale, te encargas tú” sólo es aplicable a otras situaciones (el listillo de turno, el que quiere hacerte perder el tiempo o desviarte con mala fe, etc…), pero nunca debe desmotivar las buenas propuestas.

Post dedicado a todos los “Juanito-sherpa” del mundo de las reuniones.